Una de las reglas más importantes para el cuidado del cutis es no irte a dormir antes de quitarte el maquillaje. Acostarte sin antes haberte desmaquillado puede traer todo tipo de problemas para tu piel.

Comenzando porque las células de la piel se renuevan en la noche mientras duermes. Así que la piel debe estar limpia para que pueda respirar y renovarse mejor.

Así que si un día se te acabó el producto para desmaquillarte, puedes poner en práctica estos trucos caseros de belleza para quitar el maquillaje:

Desmaquillante para cutis seco

Un limpiador de maquillaje casero, natural y muy fácil de hacer para el cutis reseco es a base de leche.

Se calientan 2 o 3 cucharadas de leche entera, se echa en un frasquito y se le añade media cucharadita de aceite de ricino. Se revuelve bien. Se moja un algodón con la mezcla y se pasa por la cara usando movimientos hacia arriba y hacia afuera.

Este limpiador de maquillaje casero es muy efectivo, de hecho quita mejor el maquillaje y elimina la suciedad de la calle mejor que cualquier desmaquillador comercial.

Desmaquillante para cutis grasoso

Este limpiador de maquillaje para cutis graso es más suave para la piel que los desmaquillantes comerciales. Los desmaquilladores comerciales para las pieles grasas a veces son muy irritantes por el alto contenido de alcohol.

La piel grasa luce llena de impurezas, con los poros abiertos y un brillo en la nariz, la frente y la barbilla que se ve muy poco atractivo. Sin embargo, aunque sea difícil de creer, la piel grasa tiene sus ventajas.

Una de las ventajas de la piel grasa es que permanece joven por más tiempo. La piel grasa retiene la elasticidad y resiste las arrugas por más tiempo en comparación con la piel normal.

Otra ventaja es que la piel grasa es más resistente a los efectos dañinos del sol. Y la mejor noticia es que la piel grasa es más fácil de tratar que la piel reseca.

A continuación dejo varias recetas naturales para tratar el cutis grasoso. Si notas que alguna de estas recetas te reseca la piel entonces úsala menos a menudo o prueba otra.

Soluciones caseras para piel grasosa

Mantener el cutis limpio

La piel grasa atrae la suciedad y las bacterias fácilmente, esta es una de las razones por las que las personas con este tipo de piel son más propensas a tener acné y puntos negros. Para mantener la piel limpia debes lavarte la cara 2 veces al día con agua tibia y jabón de glicerina. Después de lavarte, date un enjuague final con agua fría para cerrar los poros.

Jugo de naranja para combatir la piel grasa

Tómate todos los días en ayunas el jugo de dos naranjas. En dos semanas notarás tu piel con menos grasa. Además el jugo de naranja contiene antioxidantes y nutrientes que benefician la salud de la piel en general.

Aceite de oliva extra virgen y prensado en frío

Aunque parezca una contradicción, el aceite de oliva es muy bueno para tratar el cutis graso. El aceite de oliva calma las glándulas sebáceas de manera que éstas producen menos grasa. Te puedes poner el aceite de oliva después de lavarte la cara por las noches. Te lo dejas toda la noche y al día siguiente te lavas normalmente. Mi hija tiene cutis graso y este remedio le ha servido mucho.

Astringente de huevo para piel grasa

Mientras que los tonificantes se recomiendan para pieles secas, los astringentes son excelentes para tratar la piel grasa. Bate una clara de huevo a punto de nieve y agrega unas gotas de limón. Aplícala sobre el rostro y deja secar. Lávate con agua fría. Puedes repetirlo unas dos veces por semana.

Astringente de girasol para piel grasosa Agua de hamamelis (witch hazel, agua maravilla)
El agua de hamamelis o agua maravilla es una excelente solución para la piel grasosa ya que actúa como astringente. Mezcla una parte de agua de hamamelis con dos partes de agua de rosas. Aplica con un algodón para eliminar la grasa de la cara. No necesitas enjuagarte.

Otro astringente muy bueno para la piel grasosa es agregar 1/2 taza de vinagre blanco y una cucharada de aceite de girasol a 1/2 taza de agua caliente. Mézclalo bien y déjalo enfriar. Limpia tu cutis con esta mezcla.

Tónico de tomate

Un tónico de tomate es una solución fácil y eficaz para tratar la piel grasa. El tomate es naturalmente ácido por lo que ayuda a equilibrar el pH de la piel y a deshacerse del exceso de grasa. Pela el tomate y quítale las semillas. Machácalo y agrega 30 g de glicerina. Aplícalo sobre el cutis el mismo día.

Miel y limón

El limón es otro astringente natural que puede ayudar a controlar la producción de grasa. En una taza pon el jugo de dos limones y un poco de miel. Aplica la mezcla por la noche sobre la zona donde tienes problemas de piel grasa, déjala actuar por 15 minutos y lávate la cara con agua tibia. Repite dos veces por semana.

Toallitas desechables para quitar la grasa

Muchos expertos recomiendan unas toallitas desechables que venden en farmacias para quitar la grasa de la cara. En lo personal no las he usado y no sé si funcionan bien o no, pero aquí dejo el enlace donde se pueden conseguir por Internet en caso que alguien desee probarlas.

Mascarillas y arcillas

La aplicación de mascarillas faciales y arcillas sobre la piel ayuda a extraer el aceite y a limpiar los poros. Pero, al igual que los productos limpiadores, las mascarillas también pueden resecar la piel. La doctora Rebecca Kazin, profesora asistente de dermatología en la Universidad Johns Hopkins Medical Institute dice “Mi consejo es que sólo se apliquen las mascarillas en las áreas problemáticas. Y úselas sólo de vez en cuando”.

Escoje productos faciales sin grasas

Cuando compres productos para tu cara deben ser libres de grasas. Obviamente el objetivo de este consejo es no añadir más grasa a la piel. Ya sean cremas hidratantes, bloqueador solar o maquillaje escoje los que no tienen grasas añadidas. Cuando vayas a comprar tratamientos anti acné, escójelos a base de agua en vez de cremosos o en forma de ungüentos.

Según los dermatólogos, la limpieza de tu cara por la mañana y por la noche es la manera más efectiva de controlar la piel grasa. La doctora April Armstrong, profesora asistente de dermatología en la Universidad de California en Davis dice “Siempre use un limpiador suave, ya que los jabones fuertes pueden estimular a la piel para aumentar la producción de grasa. Además, lávese suavemente la cara con las manos, el usar una toallita puede estimular más la secreción de grasa.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>